Por más de 80 años el nombre Schumacher ha sido asociado con la tradición joyera en Colombia. Desde sus inicios, el taller de la familia Schumacher se ha mantenido fiel a las técnicas tradicionales de joyería, volviendo realidad sus diseños, uno a uno, en manos de expertos maestros joyeros.

Cada pieza es pensada desde sus inicios para ser una joya especial, un objeto único. En el taller se hacen bocetos y se seleccionan materiales de calidad insuperable antes de comenzar con la labor manual.

Los diseños de la familia Schumacher son propios, y responden también a una tradición artística de varias décadas. Siempre atentos a las tendencias del diseño y a las propuestas de la joyería contemporánea, en Schumacher hay un respeto por la elegancia y sobriedad en las formas de cada pieza, un respeto heredado de generación en generación.

Cuando usted adquiere una pieza en Schumacher, cuenta con el respaldo de una de las joyerías más reconocidas del país. En la joyería le darán recomendaciones de cómo cuidar mejor sus joyas, instrucciones de cómo limpiarlas y sacar lo mejor de ellas. En caso de que sea necesario un ajuste o mantenimiento, usted puede poner sus joyas en las mismas manos expertas que las crearon. Una pieza de la joyería Schumacher, sin importar su edad, puede ser ajustada y transformada para garantizar sus óptimas condiciones.